Auditoría Makinera: La presencia de la makina en las sesiones del Xque?

02.09.2015 20:50

La música no se puede contabilizar. Esta afirmación, de carácter prácticamente axiomático, es fácilmente matizable, me diréis. Y estaréis en lo correcto. Podemos contabilizar el espectro de frecuencia que ocupa una determinada canción, su tempo, su duración, la cantidad de sonidos que la componen, su volumen, los instrumentos que utiliza y hasta qué drogas ha consumido el compositor al crearla y el artista al interpretarla; sin embargo, nunca seremos capaces de contabilizar la propia creación musical como manifestación artística de la sensibilidad humana, ni su repercusión en nuestras emociones y sensaciones, ni, en definitiva, su pura esencia. Podemos contabilizar lo que hace posible su existencia, sus componentes, sus atributos físicos y temporales, pero siempre encontraremos una barrera infranqueable. Podemos analizar el cómo, el cuándo, el cómo y el qué, pero nunca el por qué.

Por ese motivo, que como podemos ver representa un hecho incuestionable, el objeto de la serie de artículos que os presento bajo la denominación Auditoría makinera nunca será determinar cuán felices nos ha hecho este estilo, cuántos enérgicos bailes nos ha proporcionado, cuántas sonrisas, o la intensidad de los sentimientos que produce. En absoluto. Eso es algo que sólo sabemos los makineros y que, como melómanos, lo apartamos de todo análisis y lo subsumimos en el irracional cosmos de las sensaciones. El objeto de este artículo es aglutinar todos los datos que se pueden extraer de este estilo musical y el fenómeno que lo acompaña e intentar extraer alguna conclusión que, con la perspectiva que sólo permite la distancia temporal, pueda aclarar varios conceptos.

Una de las cuestiones que más se han planteado desde la creación de la comunidad makinera virtual, pues desconozco si con anterioridad existían esa suerte de debates y análisis conceptuales, es la presencia de la makina en las sesiones makineras. Esta cuestión, para un lego en la materia, puede resultar muy extraña, incluso una entelequia, pues este país, y su endémica ignorancia en música electrónica, determina que es makina todo aquello que tenga bombo. Tiene sentido, pues la Ruta del Bakalao fue un fenómeno de masas con mucha trascendencia mediática, y la expresión música makina, antes de que fuera un estilo propio, se acuñó en esa tesitura. Pero la complejidad de la electrónica supera ese lugar común, y todo aquel que tenga una mínima iniciación en este tipo de música, tendrá herramientas para diferenciar estilos musicales.

En cualquier caso, visto retrospectivamente, sé que ese debate se asemejaba demasiado a la cuestión bizantina del sexo de los ángeles. Erigirse como guardián de las esencias de cualquier concepto, sea un estilo musical o una ideología, suele ser un síntoma inequívoco de fanatismo que a la sazón no conduce a ninguna parte. A día de hoy, un servidor de ustedes escucha música de todo tipo, sin que el más mínimo prejuicio le impida disfrutar de estilos muy dispares entre sí. Pero el hecho cierto es que, durante años, incluso décadas, este asunto ha suscitado vehementes discusiones, eternos debates y numerosos enfrentamientos. Creo que es momento de poner negro sobre blanco.

Para ello voy a recurrir a un método imperfecto, pero bastante eficaz para analizar la cuestión planteada y proponer datos plausibles de ser contabilizados. Las conclusiones que extraeré del análisis de los datos extraídos, dicho sea a modo de aviso previo, tendrán el indudable marchamo de mi propio criterio, pero la información de la que me valdré os ofrecerá la objetividad que sólo pueden ofrecer los hechos empíricos. Los datos entendidos por sí mismos. Las cifras. Así que podéis estar perfectamente en desacuerdo conmigo, o incluso extraer conclusiones alternativas, que podrán ser tan válidas como las mías. Todo queda sometido a superior criterio.

En primer lugar, es preciso que determinemos el alcance del estudio. Como resulta prácticamente imposible analizar la totalidad del fenómeno makinero, será necesario que nos centremos en las sesiones que se pinchaban en discotecas más relevantes dedicadas a este estilo; esto es, en la selección musical de sus dj’s. En efecto, este método es imperfecto, pero considero que estas discotecas son verdaderas representantes de la makina, por lo que nos ofrecerán una visión muy cercana a la realidad. Y, a pesar de que, en estos momentos, ya no queda ninguna en activo, nos ofrecen más de una década de información a analizar.

En segundo lugar, debemos limitar el estudio en función de la tipología de productos musicales derivados de una discoteca. Teniendo en cuenta que resulta imposible tener en cuenta la totalidad de las sesiones musicales derivadas de una discoteca, puesto que estamos hablando de más de ocho sesiones mensuales en directo de seis horas de duración que no han sido grabadas en su práctica totalidad; de recopilatorios y colaboraciones discográficas; de bolos de los dj’s del Xque? en representación de la discoteca; de fiestas privadas; de incontables remembers y de todo un piélago de trabajos que escapan a cualquier tipo de control, hay que limitar el análisis para hacerlo viable. Por ello, el presente estudio se limitará a las recopilaciones de la discoteca, a colaboraciones de los dj’s residentes de la discoteca en recopilaciones ajenas, a cintas promocionales y a alguna sesión en directo que sea representativa de la época. Así mismo, queda descartado todo trabajo que tenga por objeto rememorar música antigua, así como toda aquella sesión de interés no makinero.

En tercer y último lugar, a la vista de de lo expuesto, es necesaria una limitación temporal que nos sea útil para el estudio. A tal efecto, la época a analizar será la comprendida entre la inauguración y el cierre definitivo de la discoteca en cuestión,  siempre y cuando exista material de análisis, y siempre y cuando podamos afirmar que la citada discoteca es makinera.

Dicho lo cual, una vez introducida la cuestión y acordados los términos del estudio, a continuación os presento mi primer trabajo de mi Auditoría makinera: LA PRESENCIA DE LA MAKINA EN LAS SESIONES DEL XQUE?

Datos a considerar

Discoteca: Xque?

Dj’s: Pastis y Buenri

Tipología de trabajos a analizar: Recopilaciones de la discoteca, cintas promocionales, colaboraciones en otros recopilatorios y alguna sesión en directo representativa de la época.

Época: Años 1997 a 2007. A pesar de que la discoteca se inauguró en el año 1992, y que la discoteca puede considerarse makinera desde el año 1995, el material anterior a 1997 que he encontrado no cumplía con los requisitos del estudio. En cualquier caso, según las sesiones en directo que he podido escuchar, el porcentaje de makina en los años 1995 y 1996 era del 95 %, igual que en 1997.

Conclusiones preliminares

Como se deduce del primer gráfico que os adjunto, la makina siempre ha estado presente en las sesiones de la discoteca Xque?, pero ha sufrido un descenso muy considerable, pues ha pasado de tener una presencia del 97% en 1997 al 25% en 2007. Su presencia se ha reducido drásticamente con el paso de los años. En efecto, podemos sacar muchas conclusiones del presente gráfico; no obstante, si tenemos en cuenta el volumen discográfico makinero, sacaremos como conclusión principal que el descenso de la presencia makinera en las sesiones del Xque? es proporcional a las disminución de producciones makineras, al cierre de sellos discográficos, al cambio de estilo de productores punteros y, a su vez, a la escasa calidad de los productos marineros creados por nuevos productores.

En definitiva, si nos centramos en los datos objetivos, no había más presencia makinera en las sesiones del Xque? porque no podía haber más presencia makinera. De hecho, la moderada recuperación makinera que podemos observar en los años 2004 y 2005 no habría sido posible sin la creación de una discográfica propia: Xque? Records que, a su vez, vino aparejada de una evolución de la makina como estilo que no siempre tuvo la acogida esperada. Esta evolución del estilo dividió a los makineros entre los que consideraban adecuado o inadecuado el cauce musical adoptado por Xque? Records.

Por ello, si consideramos que esta makina evolutiva que salió por esta discográfica propia de la discoteca Xque? no debe considerarse makina como tal, sino un estilo diferente, la situación se torna dramática. La presencia de la makina en las sesiones del Xque? disminuyó de una manera más drástica de la que se percibe en el primer gráfico, pues como puede observarse, pasó de un 44% en 2003 a un 13% en 2004, despareciendo completamente en los años 2006 y 2007.

Otro aspecto a analizar en las sesiones del Xque?, teniendo en cuenta el aspecto diametralmente opuesto, es decir, aquellas canciones no makineras de las sesiones de esta discoteca, podemos observar como ha ido variando el estilo no makinero predominante en estas sesiones con el paso de los años. El único estilo que ha mantenido su presencia en la práctica totalidad de la época analizada (1997 a 2006) es el UK Hardcore; el resto de estilos ha tenido una presencia más pronunciada, pero focalizada a diferentes épocas: Hard trance de 1998 a 2000; hardcore de 2001 a 2002; hard style de 2003 a 2006; y otros, es decir, trance, progressive y derivados acelerados, 2007.

Conclusiones definitivas

1. El estilo particular de los dj’s residentes de esta discoteca, Pastis y Buenri, impide la existencia de sesiones completamente makineras, a excepción de un único caso. Uno de los rasgos fundamentales de estos artistas es la introducción de rebuscadas referencias extranjeras en sus sesiones, por lo que la presencia de otros estilos no makineros es esencial para comprender sus sesiones. Pastis y Buenri no serían Pastis y Buenri sin la presencia de otros estilos.

2. El año con más actividad discográfica de la discoteca Xque? y de los dj’s Pastis y Buenri, según los datos analizados, fue 1999: Una recopilación de la discoteca, una recopilación de los dos dj’s de la discoteca, tres colaboraciones en recopilaciones externas y dos cintas promocionales.

3. La discoteca Xque? ha sido mayoritariamente makinera, a pesar de que, teniendo en cuenta los datos analizados, un 40% de sus sesiones estuvieran compuestas por otros estilos igualmente contundentes, como hard trance, hardcore, uk hardcore, hard style, progressive y trance acelerado, etcétera. En términos políticos, estaríamos hablando de una mayoría absoluta cualificada de 3/5 partes, por lo que aunque los últimos años hayan sido cada vez más makineros, su recorrido total ofrece estos resultados. Debe tenerse en cuenta, así mismo, que este porcentaje de presencia makinera aumentaría si se hubieran podido analizar los años 1995 y 1996.

4. Desde una perspectiva puramente objetiva, podemos asegurar que el descenso de la presencia de la makina en las sesiones de la discoteca Xque? tiene su correlación directa con la disminución de la producción de makina, su pésima calidad y su cada vez más limitado interés mediático. La creación del sello Xque Records supuso un leve incremento de la presencia makinera a partir del año 2004, pero su duración e importancia fue limitada; a su vez, la mayoría de las referencias que salieron por el citado sello representaron un giro copernicano en la producción makinera hacia un estilo muy diferente a la clásica makina catalana que no siempre fue aceptado de buen grado.

5. A pesar de que el estilo secundario más presente en sesiones de la discoteca Xque?, teniendo en cuenta las canciones totales de las sesiones analizadas, es el hard style (11%), el estilo con mayor presencia en la totalidad de su trayectoria es el UK hardcore, pues está presente en 38 de las 50 sesiones analizadas (76%) frente al hard style, que sólo está presente en 18 de las 50 sesiones analizadas (36%).

Efemérides

- Se ha analizado el periodo comprendido entre los año 1997 y 2007, ambos inclusive (11 años).

- El periodo con más actividad de los analizados es el año 1999 (10 sesiones)

- Se han analizado un total de 38 álbumes, recopilatorios, cintas promocionales y sesiones en directo, que forman un total de 50 sesiones.

- Las referidas sesiones contenían un total de 939 canciones. Un 60% de estas canciones (563) eran makineras.

- La sesión más makinera de las analizadas (100%) es la del álbum Pastis & Buenri - Tercer Volum (1997).

- El álbum menos makinero de los analizados (25%) es el Xque? Compilation 2007

- La sesión con más presencia de hard trance de las analizadas (80%) es la del segundo CD del Xque? Compilation 1998. La presencia de este estilo en las sesiones analizadas es del 7%.

- La sesión con más presencia de hardcore de las analizadas (50%) es la efectuada por Pastis & Buenri para el recopilatorio Professional DJ’s volumen 4. La presencia de este estilo en las sesiones analizadas es del 6%.

- La sesión con más presencia de UK hardcore de las analizadas (35%) es la efectuada por Pastis & Buenri para el recopilatorio Héroes del Tekno volumen 3. La presencia de este estilo en las sesiones analizadas es del 9%.

- La sesión con más presencia de hard style de las analizadas (50%) es la del segundo CD del Xque? Compilation in Live 2005. La presencia de este estilo en las sesiones analizadas es del 11%.

Contacto

Granollers On Fire contacta@granollersonfire.com